El erizo.

Buenas, soy nuevo en este blog, y como bien me presentaron se me conoce como Bertiny.
Como podéis observar, la pestaña donde yo publico se llama "Tinta punzante", y todo tiene su sentido, y como cualquier sentido, una larga historia que esconde.
Para empezar en este blog, me encantaría relatar el por qué de este nombre para este pequeño lugar en este intenso espacio de palabras que juntas forman miles de emociones y sentimientos que no se pueden sentir todos los días limitándote a vivir lo que el destino te depara.

"Tinta punzante", cortante y afilada como la punta de un alfiler, o como el borde de una cuchilla, pero este nombre se orienta más hacia un animal, una criatura con sentimientos y funciones vitales como cualquier otro ser vivo, y cómo no, se trata de un erizo, con sus puntiagudos y peligrosos pinchos que les protegen.
Este es mi animal favorito, y no por lo adorable que es o por su redondeada nariz, por no hablar de cómo se hacen una bola para dormir, si no por un doble sentido que no hace mucho le busqué a este ejemplar animal.
-
A veces me siento indefenso. Ando por la calle y mi cara sin expresión por culpa del entumecedor frío capta miles de críticas libres pero dañinas, y sin forma de defenderme me derrumbo con miedo sin nada que decir o gritar a los cuatro vientos.
Cuando tengo problemas no los afronto, prefiero poner mi mejor cara, seguir sonriendo y seguir adelante con paso firme, sin manera de demostrar que yo también soy un buen guerrero con batallas aún por combatir...
Algo malo se presenta ante mí, y solo lloro, no me atrevo a actuar con valentía o simplemente sacando fuera la verdad donde todos puedan verla, no saco mis mejores artimañas para echar a patadas lo perjudicial fuera de mi vida, sabiendo que hasta yo tengo muchas formas para poder dejar de ser débil y sacar la artillería pesada que algún día me ayudará a librar grandes batallas.

¿Nunca has querido estar expuesto a los demás para poder conocer gente nueva pero a la vez estar protegido para que alguien dañino y a la vez desconocido pueda entrar en tu vida?
¿Nunca has deseado poder protegerte en los momentos más difíciles dejando tu forma de ser atrás pero siendo incapaz de hacerlo?
Yo sí, y por eso admiro tanto a los erizos.
Estos animales son adorables, parecen inofensivos con esa cara que refleja de todo menos defensa dañina, parecen desprotegidos ante cualquier circunstancia, pero en cambio tienen su forma de defenderse cuando algo les va mal, cuando su forma de ser les pone en peligro ante los depredadores.

A veces me encantaría ser como un erizo... poder ser como soy sin miedo de lo que dirán los demás, sin temor a que se abalancen contra mí, sin sentir pudor ante lo desconocido, y si algo sale mal, sacar fuerzas de donde no quedan consumidas por mi baja autoestima, y sacar las púas que puedan defenderme y guardar mi inocencia en lo más profundo evitando su contacto con el exterior mediocre y retrógrado.

Si pudiese elegir ser un animal... sería un erizo, para poder defenderme ante los peligros, y una cosa es cierta, si sabes cómo acariciar a un erizo, en dirección hacia donde miran los pinchos, no sufres daños, al igual que si sabes tratar de forma correcta con alguien que sabe defenderse, en cambio, si los acaricias al contrario de la dirección de sus púas, te pincharás. Nunca juegues con un erizo, y muchísimo menos con una persona que quiera ser un erizo.


Elige cómo quieres ser antes de perderlo todo, puedes elegir ser como un perrito faldero, rendirte ante la sociedad y dejar manipularte, o ser un erizo y sacar tus pinchos demostrando que no te rindes fácilmente, siendo independiente de todo y de todos.

Un placer estar en este blog escribiendo para vosotros, un abrazo, Berto.


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Siguenos por email!!

¡PARTICIPA!

Traductor!!